sábado, noviembre 25, 2006

Este fin de semana


Caracas amaneció dividida, como el país, como el mundo: entre el norte y el sur, entre el este y el oeste, entre ricos y pobres, entre blancos y negros, entre mujeres y hombres, entre jóvenes y viejos, entre chicos y grandes.

Entre los que prefieren un pernil en la avenida Bolívar y los que prefieren atreverse por un candidato. Entre los que se quedan en sus casas haciendo oficio y los que han tenido que ir a trabajar obligados. Entre los que están encerrados por un delito y los que viven voluntariamente en una prisión. Entre los que están enamorados y viven una luna de miel y los que están solos y sucumben con sus propios pensamientos. Entre los que compran y venden y los que no tienen nada. Entre los que prefieren aislare y los que prefieren participar.

Y mientras tanto, aqui estoy, viendo desde lejos, viendo desde cerca, simplemente viendo.

PD: Foto tomada en la autopista Francisco Fajardo el viernes 24/11/06 cuando venía de una pauta en Las Mercedes a las 11y30AM

2 comentarios:

SUIGENERISABEL dijo...

Con el tiempo espero que esa division se haga debil.
Por algo existe aquella estrategia militar: "Divide y venceras". No quiero eso para mi pais.

Anónimo dijo...

Katiuska, he leido desde el primer comentario de tus blogs. me gusta mucho que plasmes tu pensamiento en ellos. "detellos"...que efectos tan curiosos: ¿Eran fuegos artificiales en el aire?. Margaritas: los hombres casi siempre piensan con el pene respecto a las mujeres....es la historia de la humanidad. Bueno amiga, que te seguire la pista y me gusta que confies en la Oposicion, no los mandes a lavarse el palto tan pronto que errar es de humanos y no hay cosa mas dificil que coordinar un grupo politico, te lo digo con harta experiencia. Un beso. Haydee