domingo, noviembre 19, 2006

El periódico comentado



Un domingo de trabajo. Lo único que no puedo soportar de esta jornada es tratar de leer el periódico en silencio y que no me dejen.

Esto es tarea imposible en una redacción, todo el mundo se cree con el derecho de comentar tal o cual información, y quienes queremos disfrutar en silencio de la lectura, sufrimos los estragos de la perorata que nos quita el encanto de descubrir por nosotros mismos qué diablos está pasando en el mundo o a la vuelta de la esquina.

Ahora entiendo a mis amigos cuando se enfadan porque se enteran antes de ver un partido de fútbol en diferido, los resultados de la jornada.

Por Dios, ¡cómo odio a las personas que no dejan que uno se sorprenda con las cosas y prefieren quitarle el encanto de descubrir página por página lo que un diario nos quiere contar!

Ya vendrá otro domingo a solas en mi cama para ver por una hora o más todo lo que los periódicos me quieran regalar, bueno o malo, no importa, pero estaré yo a solas con mi diario.

1 comentario:

LuisCarlos dijo...

a solas con el diario o haciendo zapping en la computadora, un buen método para leer cosas de otros lugares del mundo, con otras voces.

y sobre los resultados de deportes: gozamos un mundo durante el mundial gritándole GOL a la gente de deportes de el diario. Nosotros recibíamos la señal por antena 7 segundos antes que ellos, que la veían por parabólica.
touché