viernes, noviembre 17, 2006

Eso que llaman Amistad



Para mis panas del alma

Un chico me dijo un día que yo era muy popular. Que quizás ya tenía un millón de amigos. Al principio pensé que se trataba de una crítica y hasta de una burla. Luego comprendí que era un elogio. No todo el mundo tiene la virtud de establecer de manera espontánea una conversación.

Me he mudado de ciudad como 4 veces en mi vida, estudié en 3 institutos educativos, un liceo y una universidad. Y aunque algunos de mis compañeros continuaron conmigo en ciertas etapas, siempre había alguien nuevo a quien conocer.

Mi mamá me decía que dejara hablar a los mayores porque quería interrumpir en cualquier conversación cuando aún no tenía edad para eso. Hablo con los taxistas, recogelatas, buhoneros, chóferes, en fin quizás hasta hablo dormida. jejeje no, embuste no hablo dormida, o aún no me lo han dicho.

El caso es que esa facilidad para conversar me ha permitido dejar conocidos y amigos en muchos lugares.

Es difícil de decir pero creo que cuando uno le abre el corazón a la gente puede encontrar personas muy especiales que te marcan la vida. Y esos son los amigos. Algunos siguen contigo, otros se quedaron atrás pero dejan recuerdos inolvidables que llevas en tu corazón.

¿Qué cursi verdad?

No. Es muy cierto, hay gente que estará siempre en tu corazón aunque no esté cerca. Y como dice Amaral en una de sus canciones “Son mis amigos por encima de todas las cosas”.

Los quiero mucho y nunca se van a poder zafar de esta gochita.

3 comentarios:

Katiuska Hernández Rojas dijo...

Falta mucha gente. Algunos están ausentes en mi vida en este momento. Pero los tengo presentes.

Elizabeth dijo...

Kati qué alegría ser tu amiga. te quiero mucho

Dani. dijo...

Qué grupo lindo, querido y especial somos, no? Y cómo os echo de menos a todos aquí en Madrid. En el Retiro, por las tardes, en la Puerta del Sol, caminando por Cuzco... hum... qué rico no hemos pasado! Mucha suerte para todos, OS QUIERO UN MUNDO!