domingo, diciembre 31, 2006

A un desconocido





Hola 2007, llegas cuando no te esperaba, realmente 2006 me deja gratos recuerdos, ojalá hubiese durado más. Ojalá esos 7 meses en España hubiesen sido eternos.

Se que no te molestará que tenga cierta nostalgia por el amigo que se acaba de marchar. Él y yo vivimos muchas cosas, fueron 365 días intensos. Llenos de alegrías, tristezas, zozobras, certezas, cansancios, descansos, insomnios, sueños, atardeceres, amaneceres.

Viajamos juntos, comimos un delicioso helado en Florencia, un suculento pollo en Caracas, un delicioso pulpo en Galicia, una copa de vino en Paris y un sandwich con amigos en Londres.



No te niego que comenzar una nueva relación contigo me trae cierto temor. Pero confío en que nos llevaremos bien. Ya me conoces (2006 te hablo de mi), soy impaciente, algo colérica e impulsiva, puedo estar alegre y triste a la vez. Me gusta soñar que las cosas pueden mejorar. Amo profundamente, será por eso que suelo darme unos cuantos tropezones.

Tengo muchas cosas que hacer. Este será un año de estabilidad. Cada día y cada mes tu hacedor me ayudará a salir adelante. Así que no queda más que decirte:

¡Bienvenido y caminemos juntos!

1 comentario:

Pedro dijo...

Que bonito escribes.
Saludos
Pedro Chacón.