domingo, diciembre 03, 2006

Un café en la 905




Las 8 de la mañana, luego de votar en el Pedagógico de Caracas en la avenida Páez del Paraíso en Caracas, decidí ir a ver cómo estaba la situación en una de las zonas más populares, La Cota 905.

El carro del periódico me dejó exactamente a la entrada del bario Las Brisas. Comencé a bajar las escaleras improvisadas que dan a la calle principal del barrio. Es la primera vez que entro en esa zona y con una cámara digital en mano.



La gente desde arriba haciendo cola, nadie protestaba, nadie se quejaba. Pensé encontrar muchas camisas rojas, y quizás escuchar uno que otro insulto cuando me vieran el carnet de El Nacional guindando de una tirita que dice Washington DC. Pero pase desapercibida.

Me tropecé con una pareja de invidentes que acababan de sufragar. Quizás tengan una visión más clara que yo de lo que quiere el país.




Un niño aprovechaba la cola para hacer unos realitos. “Café pequeño a 300 bolívares”. Tenía mucha demanda, dado que la mayoría de las personas comenzaron a hacer la cola desde las 5 de la mañana.

Un país que se despertó temprano para ir a votar.

1 comentario:

dakar dijo...

Ese tipo de experiencias, son las que nos dan el contacto con la verdadera realidad y nos proporcionan una visión autentica de la veda nacional.

Katy, cuando este en una posición de poder, si alguna vez la ostentas, no te olvides de esa gente que viste en Las Brisas, no te olvides nunca del niño de los cafe, de los invidentes, nunca olvides tus origenes ni el camino por donde has pasado.