martes, mayo 29, 2007

Caso VTV abril 2002 versus RCTV 2007

Se quiere hacer ver que los periodistas estuvimos callados durante los hechos lamentables de abril de 2002, específicamente ante el atropello por parte del ex gobernador Enrique Mendoza a los colegas de Venezolana de Televisión. Se habla del silencio de la época para criticar las voces que se han levantado para defender el derecho de RCTV de transmitir en señal abierta.

Claro que todo el mundo sabe que los medios privados decidieron no trasmitir entre el sábado y el domingo del 2002 por varias razones políticas, de seguridad y de falta de personal. Al margen de los errores que se reconocen, debo decir que sí se deploró el atropello a los comunicadores de VTV y de Catia TV, por lo menos personalmente. Y sé que ese fue el mismo sentir de la mayoría de los colegas. Alfredo Carquez, que para la época lideraba la delegatura sindical en el diario El Nacional aclaró: “En esa época no pudimos publicar el comunicado expreso de rechazo al cierre de Catia TV y VTV por los nexos políticos que tenía el diario con el alcalde mayor Alfredo Peña además de que algunos delegados sindicales no respaldaron el rechazo unánime a esos hechos”.

No obstante, recuerdo claramente que el camarógrafo que trabajaba en esa época con Zaida Pereira, de apellido Bolívar contó cómo la gente de la gobernación del estado Miranda no los dejaba sacar sus vehículos del estacionamiento del canal del Estado. Incluso los insultaban y les negaban el derecho a entrar a las instalaciones para retirar sus pertenencias personales.

El medio donde trabajo actualmente, el diario El Nacional, fue uno de los que más cobertura le dio a los voceros del Gobierno de Chávez durante los sucesos de abril de 2002 y, afortunadamente, tengo guardados todos los ejemplares. Ya escribiré en detalle sobre eso.

Con esto quiero decir que cualquier reclamo para defender la libertad de expresión es válido, bien sea de los afectos al Gobierno que apoyan la decisión soberana de no renovar la concesión a RCTV, como de los que rechazan esta medida y están en la calle haciendo escuchar su voz.

¿Por qué juzgar a quienes manifiestan hoy? Si estamos realmente en una democracia respetemos a ambos grupos. Pero no acusemos de “golpistas o fascistas” a quienes reclaman y tampoco llamemos “traidores y vendidos” a quienes defienden al Gobierno. Vamos a aceptar la sana disidencia.

Aquí tienen lo que se publicó del tema de VTV en el diario El Nacional en esos días de abril de 2002 y más allá. Este material lo publico sin autorización de los autores, sin embargo es público:

ARTÍCULO PUBLICADO EL 15 DE ABRIL DE 2002

EL DIA DESPUES

Medios de comunicación en jaque

Los sucesos violentos del sábado no dejaron periodistas lesionados ni heridos. Fue interrumpida la programación regular, al menos, en CMT, RCTV, Globovisión y TV Guayana. Los daños materiales ocasionados por las multitudes chavistas a los canales de televisión privados fueron insignificantes, pero el miedo que dejaron sembrado dificulta aún más el "borrón y cuenta nueva"

MARIANELA PALACIOS

El primer medio de comunicación social estremecido por la crisis que desencadenó el 11 de abril fue la planta Venezolana de Televisión (VTV): luego de la caída de Hugo Chávez y de las amenazas verbales que vociferaban las concentraciones antichavistas que se presentaban a las puertas del canal, en la avenida principal de Los Ruices, todo el personal -incluso los guardias de seguridad- abandonó las instalaciones a primeras horas de la noche y la señal quedó fuera del aire momentos después. Después le tocó el turno a la agencia oficial de noticias Venpres, allanada el viernes en la mañana por efectivos de los cuerpos de seguridad que buscaban "armas o documentos que pudieran comprometer al régimen", por orden del gobierno provisional encabezado por Pedro Carmona Estanga. El calvario de los canales de televisión privados empezó el sábado, luego de que ríos de chavistas bajaran de los cerros y tomaran el valle de Caracas pidiendo libertad para su líder máximo, Hugo Chávez, y la reconquista del palacio de Miraflores. Millares de motorizados, montoneras encaramadas en camiones y camionetas, así como niños, ancianos y mujeres a pie sacaron sus boinas rojas, sus banderas tricolores y hasta sus armas, para defender la revolución y reclamarle a los medios "información veraz". Se aglutinaron multitudes esporádicas frente a Radio Caracas Televisión (RCTV) desde las 2:00 pm. Sólo dos equipos de reporteros salieron a trabajar (los de Luisana Ríos y Laura Castellanos), porque el resto se sintió intimidado por la avalancha de amenazas, la cual durante la noche se convirtió en avalancha de piedras. Y las multitudes esporádicas se convirtieron en multitudes en vigilia permanente: "Mentirosos", "Malditos", "Digan la verdad", "Libertad para el Presidente", "Viva Chávez", gritaban. Según Eduardo Sapene, vicepresidente de información de RCTV, no se produjeron pérdidas humanas ni lesiones personales, "sólo daños materiales. Rompieron las ventanas y los vitrales a pedradas. Que yo sepa, no hubo disparos. Gracias a Dios ninguna persona fue lastimada". La intervención de Eliézer Otaiza y la llegada de fiscales del Ministerio Público y defensores del pueblo jugaron un papel determinante durante la jornada. "Llamaron a la calma a la gente y, como llegó rápido la Guardia Nacional y la Policía Metropolitana, la violencia fue controlada a tiempo". David Pérez Hansen, uno de los reporteros del canal, transmitía desde la "clandestinidad" este mensaje ayer en la madrugada: "Todos somos venezolanos. No puede ser posible que no entiendan que en democracia podemos disentir sin necesidad de caernos a piedras o a balazos". La misma multitud que visitó el canal de Quinta Crespo se paseó más tarde por Venevisión, Globovisión, Televen y CMT, así como también los diarios El Nacional y El Universal, que ayer no circularon porque fue imposible cerrar las ediciones antes de recibir las amenazas de los círculos bolivarianos y ordenar la evacuación del personal de ambas empresas en sus respectivas sedes. Ni en Globovisión, ni en Venevisión, ni en CMT, ni en Televen hubo pérdidas materiales. "Lo único que lamentamos es que la presencia de los cuerpos de seguridad haya llegado tan tarde. Vivimos momentos de mucha tensión ayer; algo sin precedentes", destacó Alberto Federico Ravell, vocero de Globovisión. La programación regular de CMT fue interrumpida en la noche por más de una hora y media, y las llamadas telefónicas amenazantes de los círculos bolivarianos estuvieron presentes durante todo el día: "¿Por qué no están cubriendo lo que está pasando en Caracas?", "¿Por qué están tan parcializados?, "!Los vamos a joder!". "Tomamos la precaución de desalojar totalmente el edificio a las 8:00 pm y dejamos en la sede sólo el personal de seguridad y de satélite para mantener comunicación con el exterior. Dos efectivos de la Policía Metropolitana se presentaron en la sede a las 2:00 pm, pero desaparecieron de la escena en la noche, apenas cuando comenzamos a ver las imágenes del ataque a RCTV", narró Abdel Güerere, gerente de CMT. Además, se interrumpió la programación de RCTV, Globovisión y TV Guayana. En el interior del país, varias estaciones de radio fueron tomadas por chavistas que convocaban a las masas a defender la revolución. Un ejemplo de esto ocurrió en la emisora La Sonora, en La Victoria.

ARTÍCULO PUBLICADO EL 20 DE ABRIL DE 2002

Romero Anselmi en su discurso de orden por el 19 de Abril

"A la verdad sólo podemos llegar abriendo toda la información"

No se pudo abrir el arca que contiene el acta de la sesión extraordinaria de 1810 porque la llave se encuentra en manos de quienes asaltaron la alcaldía de Libertador, denunció Inmer Ruiz, director general del Ayuntamiento

VANESSA DAVIES
Al calor de los últimos acontecimientos que han estremecido al país, el periodista Jesús Romero Anselmi, presidente de Venezolana de Televisión, aprovechó la conmemoración del 19 de Abril de 1810 para insistir -en clara alusión a los hechos del pasado 11 de abril en el centro de Caracas- que "a la verdad sólo podemos llegar abriendo toda la información, no sólo la que seleccionan nuestros medios de comunicación privados y oficiales, convertidos en partes de la confrontación". Como orador de orden en la sesión solemne organizada por la Alcaldía del Municipio Libertador, Romero Anselmi sentenció que "exigir la verdad es un derecho que no fue posible en la pasada democracia y, obviamente, absolutamente inimaginable en la breve dictadura (en referencia a Pedro Carmona Estanga). Exigir la verdad es un derecho que entronizó la democracia que nuestra Constitución consagra sin temor de ninguna índole". El comunicador social enfatizó que "la verdad tiene que ser iluminada de nuevo en los medios de comunicación". A su juicio, "hoy es una gran oportunidad para darle la mano al adversario; hoy es una gran oportunidad para mantener en alto la valentía de la reconciliación, validar para todos la tolerancia y, sin prejuicios, darle el espacio que reclama la convivencia". Pero denunció que cuando se habla, discriminatoriamente, de turbas y de sociedad civil "se secuestra el denominador: pueblo venezolano". El presidente de VTV considera que el presidente de la República, Hugo Chávez, "optó por el camino recto del diálogo, por el camino valiente y humilde de reconocer errores y hasta de pedir perdón". Pero dijo que espera "que otros también le den paso a los intereses comunes y frenen los suyos individuales, en especial en el campo de la comunicación social. Venezuela, una obra resultado de muchos sacrificios, no puede seguir siendo maltratada por la distribución de contenidos venenosos que satanizó el ambiente nacional hasta atraparlo en dos marchas". Nunca más, demandó, "los venezolanos debemos vernos como enemigos entre nosotros. La verdad es el camino para convencernos o respetarnos unos a otros". Los actos para conmemorar la fecha se cumplieron de acuerdo con el protocolo: Te Deum en la catedral de Caracas, encendido del pebetero en las puertas del Palacio Municipal, colocación de ofrendas florales ante la estatua del Libertador. Sin embargo, tal como lo denunció Inmer Ruiz, director general del Ayuntamiento, no se pudo abrir el arca que contiene el libro del acta de la sesión extraordinaria del Cabildo de Caracas del 19 de Abril de 1810, porque las llaves se encuentran en poder de las personas que allanaron el despacho del alcalde Freddy Bernal. Foto Manuel Sandá Los actos para conmemorar la fecha se cumplieron de acuerdo con el protocolo

ARTÍCULO PUBLICADO EL 13 DE ABRIL

"No salimos como ratas del barco"
Trabajadores de VTV se deslindan de excesos gubernamentales

"Cualquier Gobierno que se instale en Venezuela va a necesitar un canal del Estado", recuerda Ingrid Uzcátegui, coordinadora de La Noticia, quien habló en nombre de sus compañeros. La periodista pidió la reapertura de la planta oficial y recomendó que no se divida a la población del país "en buenos y malos"

ALEXIS CORREIA

Los reporteros de la prensa escrita y la pantalla pequeña privada vivieron situaciones ciertamente críticas durante la administración del presidente Hugo Chávez, pero las circunstancias de los periodistas de Venezolana de Televisión no fueron mucho más envidiables. Estos profesionales se sintieron como una salchicha en medio de dos panes: temían perder sus valiosos puestos de trabajo en una época muy restringida para el mercado laboral de los comunicadores sociales, y a la vez debían dar la cara por la epiléptica política informativa del depuesto Gobierno. Ingrid Uzcátegui, coordinadora de la emisión estelar de La Noticia, tomó la palabra por sus compañeros de VTV, quienes en número de un centenar se encontraban ayer en las puertas del canal en la Avenida Principal de Los Ruices, esperando una decisión sobre el futuro de la planta estatal. Como una especie de revancha por lo que hizo Chávez con las estaciones privadas en los momentos más críticos de la tarde del jueves, la señal de VTV fue aniquilada desde la noche de antier: una medida que se atribuyó Enrique Mendoza, gobernador del estado Miranda. "También nos agredieron" "Somos trabajadores de un medio de comunicación como cualquier otro. No tenemos ninguna postura política: muchos de los trabajadores de VTV hemos cumplido servicios en varias administraciones gubernamentales. En mi caso, trabajé bajo las órdenes de Carlos Andrés Pérez y Rafael Caldera, por ejemplo. Ahora no nos dejan entrar al canal, que está custodiado por la Policía Metropolitana. La nueva Junta de Gobierno quiere difundir una cadena a las 5:00 pm (de ayer), pero el único lugar desde donde se puede transmitir una cadena es VTV, pues aquí se controlan las antenas repetidoras de Mecedores. Cualquiera que gobierne este país va a necesitar una estación del Estado", recordó Uzcátegui. La periodista recomendó que no se divida al país en "buenos y malos" tras la caída de Hugo Chávez. "Nos dicen que somos de lo peor. Nos acusan de que Freddy Bernal y Juan Barreto incitaron a la violencia en las pantallas de VTV, pero eso se transmitió desde Miraflores, no fue responsabilidad nuestra. Los servicios informativos de VTV siempre tratamos de ser imparciales. Realizamos infinidad de críticas al manejo político que se estaba haciendo con el canal, pero eso nunca se supo afuera. Las cadenas no las hacíamos nosotros. Algunas de las personas anti-Chávez que vinieron a protestar en días recientes a Los Ruices fueron muy violentas. Cuando VTV iba a las manifestaciones opositoras, como la de Pdvsa Chuao, nos agredían tanto como a los periodistas de otros canales en las concentraciones chavistas. Pero preferimos quedarnos callados". Uzcátegui también desmintió que, en la noche del jueves, los trabajadores de VTV hubieran abandonado el canal "como las ratas del barco, según dijeron por ahí. Lo que sucedió fue que la Guardia Nacional, que tenía tomada a VTV desde el lunes, nos pidió a las 6:00 pm que desalojáramos el canal, porque no garantizaban nuestra seguridad. El presidente de la estación, Jesús Romero Anselmi fue el último que se marchó. Nos pareció una irresponsabilidad que después la GN dejara solo el edificio de VTV, porque alguien lo podía quemar. Gracias a Dios, los vecinos de Los Ruices llamaron a la Policía de Miranda para que lo resguardaran". LEYENDA: Foto DAVID MARIS A las 6:00 pm del jueves la Guardia Nacional le pidió a los empleados de VTV abandonar el canal. Su seguridad no estaba garantizada

ARTÍCULO PUBLICADO EN EL NACIONAL EL 11 DE DICIEMBRE DE 2002

VTV también fue blanco de radicales

La sede del canal del Estado fue blanco el martes de ataques con armas de fuego, que se sumaron a las reiteradas manifestaciones de grupos de la oposición contra la planta ubicada en Los Ruices

El presidente de Venezolana de Televisión, Jesús Romero Anselmi, señaló que la sede del canal, ubicada en Los Ruices, ha sufrido reiteradas agresiones por parte de simpatizantes opositores al Gobierno. Una de sus muestras más evidentes se registró el martes, cuando la televisora fue atacada con armas de fuego. Romero relató que, cerca de las 8:00 de la noche, recibieron la visita de los manifestantes, que se apostaron afuera del canal y, con gritos y cacerolazos, expresaron su descontento por la labor de la planta estatal y el Gobierno. Según el directivo, estas protestas se han mantenido durante 10 días. El presidente del canal informó que, una vez dispersadas estas personas, se presentaron unos 10 afectos al oficialismo para respaldarlos. Fue en ese momento cuando se produjeron varios disparos efectuados por desconocidos y uno de ellos impactó en la caseta de vigilancia. No obstante, la planta física de la televisora no presenta evidencia de los hechos, con excepción de una lámina de la garita de seguridad en la que presuntamente impactó una de las balas, la cual ya fue reemplazada. Romero indicó que en la sede del canal no han contado con el resguardo de la policía estadal y que por ello han tenido que reforzar la seguridad interna. Dijo que han optado por no transmitir las manifestaciones a las puertas de la planta, ante la posibilidad de que esto pueda generar una radicalización de los opositores. Destacó que los trabajadores y los equipos de Venezolana de Televisión han sufrido reiterados ataques de grupos hostiles que, al igual que como ha ocurrido en los medios privados, expresan violentamente su descontento por la labor periodística desarrollada por el canal del Estado. Romero Anselmi lamentó y condenó enérgicamente el asedio a cualquier empresa periodística, aunque señaló que en algunas ocasiones éstas "no han prestado la mejor colaboración para disminuir la violencia" y deben esforzarse por lograr el equilibrio en los contenidos informativos. En general, considera que los medios "no pueden seguir con la posición que han tenido hasta el momento. Ellos han tomado parte en la dinámica política y eso puede ir en contra de la objetividad". "Los líderes de los medios de comunicación social somos los responsables de todo lo que se diga en ellos y los encargados de examinar lo que transmiten a diario", aseguró. Igualmente, trabajadores de la empresa expresaron su rechazo a las agresiones que han sufrido últimamente y aseguran que son injustificadas, porque ellos no forman parte de ninguna agrupación política.

José Manuel Valladares

6 comentarios:

Douglas dijo...

Creo que nuevamente los periodistas son usados y se dejan usar. Los reporteros usan el caso RCTV como pretexto para expresar simpatía política, bajo el manto argumental de que lo que se quiere defender es la libertad de expresión. Pura retórica.

¿Por qué los periodistas no hacen una marcha cada vez que les botan injustificadamente a un colega?

Ayer nada más leí una carta de Alexander Duarte, quien relata la forma como fue echado como perro de El Nacional sin que nadie dijera nada y las televisoras se hicieran eco.


Por qué, por qué no se hacen marchas cuando a un periodista le destrozan la libertad de expresión? Porque eso de estar defendiendo la libertad de expresión de Marcel Granier me parece masoquista,

¿Que las televisoras no pudieron transmitir el 13 de abril por los 2, 3 millones de cirscuntancias adversas que había? ¿puede un periodista creerse esto? Sostenerlo como discurso político va y pasa, ¿pero converserse a sí mismo de esto?

Pero supongamos que sí; había mucho plomo en las calles y así quién se arriesga (este argumento no puede ser más anti periodístico, por cierto); que los periodistas estaban atrapados y no llegaban las noticias a la redacción.Como si no existiera el teléfono y las agencias internacionales. Pero concedamos todo ello.

Pero eso sí, qué explicación tienen ustedes a esto: después de que salvaron la balamentazón y los periodistas pudieron llegar a la Fiscalía para grabar la renuncia de Isaías Rodríguez, ¿cómo es que todas las televisoras sincronizadamente salieron del aire cuando dijo que "esto no puede calificarse sino como un golpe de Estado? Ya sé: le entró un virus a los controles master de Venevisión, Globovisión, Rctv y demás yerbas. ¿Cómo se explica el editorial de El Nacional del 13 de abril de 2002?

Katiuska Hernández Rojas dijo...

Hola Douglas gracias por tu comentario, la situación laboral de Alexander Duarte no la conozco en detalle, lo único que te puedo decir es que en esa oportunidad, el colega Alcides Castillo, quien recientemente renunció a su cargo en prensa de la Asamblea Nacional y es afecto al Gobierno, lo cual respeto, era el delegado principal del sindicato de los trabajadores de la prensa del diario El Nacional. Sería bueno que lo buscaras para preguntarle a él que sucedió y por qué no se asumió una posición de defensa ante el despido del colega Duarte.

En todas las empresas hay decisiones injustas en materia laboral, y eso es deplorable.

Editoriales muchos, precisamente son eso, editoriales que fijan la posición política de un medio. Recuerdo la tarde que vine a El nacional por primera vez a recursos humanos, adivina a quien me encontré en la puerta? Al señor presidente Hugo Chávez, era la época de amores con la directiva de este diario. ¿La recuerdas? Por cierto que aproveché para entrevistarlo y sacarlo en vivo en RCR donde trabajaba en el 2000. Los medios siempre tienen sus líneas editoriales nosotros somos simples trabajadores que estamos hoy y mañana quizás no.

Recientemente en un supermercado un hombre me insultó y me dijo que yo trabajaba en un medio chavista y vendido. Qué te parece Douglas. Agresiones e insultos siempre tendremos, de lado y lado.

Equilibrio, balance, equidad, estamos lejos de eso, lo reconozco. Errores todos. Qué te puedo decir. Los errores de abril de 2002 lo llevamos encima todos los periodistas de ambos bandos. ese fin de semana no tuve guardia, quienes vivieron a trabajar dicen que se quedaron hasta lo último escribiendo, pero les dieron la orden de irse.

El fiscal declaró y el fiscal salió en El Nacional, yo no lo cubrí porque no es mi fuente, pero aqui se publicó. Tampoco soy de relaciones públicas para defender a un medio. Lo único que pido es que se respete a quienes protestan a favor o en contra de RCTV. Para eso está la democrácia.

Si alguna persona ha sido despedida injustamente de un medio, tiene acceso a los organismos laborales para denunciarlo. Investiga, una de las representantes del directorio de responsabilidad social de Conatel fue despedida de El nacional y adivina qué, hicimos una protesta masiva en el periodico por su salida injustificada. Ella demandó al periodico y le ganó una bola de real.

Cada cosa en su lugar.

fmonroy dijo...

Douglas dijo:

Creo que nuevamente los periodistas son usados y se dejan usar. Los reporteros usan el caso RCTV como pretexto para expresar simpatía política, bajo el manto argumental de que lo que se quiere defender es la libertad de expresión. Pura retórica.

Fran en negritas sus respuestas dice:
Ni usado ni que me usen. Yo me especializo en informática y telecomunicaciones pero te voy a poner un ejemplo: Humberto Acosta, uno de mis periodistas favoritos, dice que la objetividad no existe.
Pregutnale por Sandy Koufax a ver que te dice.
Todo periodista tiene una posición política. Que la exprese o no eso es otro rollo.
Lo interesante es que miles de periodistas de izquierda ejercieron durante años en medios calificados como de derecha, o los que llaman ahora "golpistas, fascistas".
Varios de los cineastas de izquierda hicieron largometrajes financiados por la cuarta república.



¿Por qué los periodistas no hacen una marcha cada vez que les botan injustificadamente a un colega?

Y se han hecho muchas, varias. Pero pocas veces, la verdad, se bota injustificadamente a un colega.

Ayer nada más leí una carta de Alexander Duarte, quien relata la forma como fue echado como perro de El Nacional sin que nadie dijera nada y las televisoras se hicieran eco.

Conozco a Alexander desde 1990-91 y es cierto, ni siquiera el manifestó porque lo sacaron. Uno no es ni adivino ni mentalista.


Por qué, por qué no se hacen marchas cuando a un periodista le destrozan la libertad de expresión?

Yo las he hecho. Pero habría que preguntarle eso a Walter Martínez. Con los que los chavistas se hicieron los locos.

Porque eso de estar defendiendo la libertad de expresión de Marcel Granier me parece masoquista,

Si. La de Granier y la de 3000 trabajadores más. Y de 26 millones de venezolanos también. Es más, de la tuya también. ¿Hay libertades de expresión que pesen más que otras?.
¿Por qué no defender a Granier?.
¿Estamos defendiendo sólo a Granier?
¿No creen que han fallado en esa matriz de opinión de Granier VS. el pueblo?.
Pana, lo que están haciendo es endiosar a Granier, el tipo ha subido ¡cómo nunca! en la encuestas.


¿Que las televisoras no pudieron transmitir el 13 de abril por los 2, 3 millones de cirscuntancias adversas que había? ¿puede un periodista creerse esto?

Veamos: el 27 de febrero de 1989, mucho se critico a los medios que transmitió los saqueos en vivo.
Estos saqueos y disturbios, a fin de cuenta fueron patrocinados por el germen del chavismo.
Conversando con el Gral. Italo del Valle Aliegro le manifestabamos que esos sucesos de 1989 fueron orquestados por un proto chavismo.



Sostenerlo como discurso político va y pasa, ¿pero converserse a sí mismo de esto?

En el ´89 se criticó, ¿En el 2002 no se hubiera criticado?. Mira, si se investiga bien las cosas que se pasó al 2002 te darás cuenta de muchos desmanes que hizo ese pueblo "heroico"




Pero eso sí, qué explicación tienen ustedes a esto: después de que salvaron la balamentazón y los periodistas pudieron llegar a la Fiscalía para grabar la renuncia de Isaías Rodríguez, ¿cómo es que todas las televisoras sincronizadamente salieron del aire cuando dijo que "esto no puede calificarse sino como un golpe de Estado? Ya sé: le entró un virus a los controles master de Venevisión, Globovisión, Rctv y demás yerbas.

Por algo será...¿Tu trabajas con Alexander en la Fiscalia?, es como sospechoso tu discurso. ¿No será que eres el propio Alexander?.

¿Cómo se explica el editorial de El Nacional del 13 de abril de 2002?

Jeje. ¿No será después de todo que ese 70% del chavismo no existe?.
Probablemente todavía sean una mayoría contundente, y es algo bien interesante: 8 años después todavía tienen una mayoría pero vamos, 70% no tienen.

Lo malo de tu comentario, es que quizá el rollo es que de tu lado no ven por ningún lado a la oposición, es un pensamion único y hegemónico, como el partido que estan armando.

¿No se hubiese resuelto esto con dialogo?
¿Con un referendum?.
¿POr qué sólo a RCTV?, ¿Y Venevisión no?.
¿Para qué Teves con los otros canales en el aire? (VTV, Vive, Antv, Telesur local y satelital, Catia TVe y más de 200 emisoras FM "Comunitarias").

Katiuska Hernández Rojas dijo...

Para los lectores de este blog, aquí les copio un correo enviado por el periodista y colega Alexander Duarte sobre este post. En este mail también contesta a algunas menciones que se hacen sobre él en los comentarios anteriores, así como una explicación de su artículo de opinión publicado en Aporrea:

"Saludos Monroy, soy Alexander Duarte, es primera vez que escribo aquí. O
sea, Douglas no soy yo, ni yo soy Douglas. Jajaja.

Gracias Katiuska, por la oportunidad.

La verdad que todos los temas sobre periodistas son sensibles y generan
largas discusiones.

Me refiero a mi nota publicada en Aporrea, la cual es comentada por
Douglas, no sé si Douglas Bolívar, Igual un abrazo hermano.

Les explicó: Cuando escribí esta opinión lo hice porque me generó gran
inquietud ver a periodistas, subidos a tarimas, defendiendo una empresa
como lo es RCTV y me pregunté "¿si mis colegas se restean por la
televisora, empresas como esta harían lo propio con sus periodistas?".

Asimismo, hablo del nacimiento, la cúspide y el declive de los periodistas,
algo así como el redactor novato, el muchacho que vibra y, finalmente, el
que botan porque ya no les sirve.

Hablo de que durante varios meses se me confiaba la redacción de los foros
de la otrora D1 de los días domingos, hablo de que había personalidades que
preguntaban por mí a la hora de que requerían ser entrevistados.

Luego, hablo de mi despido. No es realmente porque hoy se me ocurre
quejarme de que nadie dijo nada. Se trata de una reflexión sobre que
decenas de periodistas y trabajadores han pasado por lo mismo que hoy viven
los de RCTV, pero sin la oportunidad de contar con un espacio de 12 horas
de TV, páginas de periódicos, entre otras, que les permitan llorar y
desahogarse como vimos vivo y directo el pasado domingo a los compañeros de
RCTV. Simplemente eso.

Sí señalo que tuve solidaridad de mis compañeros, pero nadie me va a negar
que en un medio de comunicación las solidaridades son silenciosas. Todo el
mundo pone cara de pena, te da un abrazito, una palmadita, pero siempre con
el miedo de no ser el próximo de la lista.

Alcides Castillo era delegado sindical. Cuando se habló de botazón, se le
ofreció a varios periodistas darle delegatura sindical, yo no la acepté por
cuanto nunca he simpatizado con el SNTP. El tiempo le ha dado la razón a mi
rechazo.

NO debo ocultar que en esa oportunidad de mi despido el SNTP me pidió que
me dejara representar por ellos, en cuanto a la indemnización, a fin de
sentar un precedente para detener la ola de despidos que se avecinaba. Yo
lo acepté, pero sólo por mis compañeros.

si se lee bien mi escrito no hablo directamente de carencia de solidaridad.
Trato más bien de colocar un ejemplo de cómo se comportan las empresas de
medios con sus reporteros y trabajadores. NO es un secreto la explotación
monetaria, ni la del tiempo extra que siempre se trabaja, amén de sábados y
domingos de guardias.

Mi reflexión está dirigida a las empresas, incluso, porque me pregunto si
viendo hoy a estos colegas resteados por una empresa, estas harían lo mismo
por ellos. Yo no tendría muchas esperanzas en eso.

Monroy, amigo, yo supe por qué salí de El Nacional por un político cercano
a Miguel Enrique Otero un año después de mi salida. Pocos conocen las
motivaciones, pero puedo contarte que Miguel le respondió a ese político
que me sacaron por malcriado.

Luego supe que la malcriadez consistió en que desde que me tocó en ese
mismo año cubrir a Alfredo Peña, como Alcalde Mayor, este pretendía
llenarme de denuncias contra Gruber Odremán dictadas desde su mente, pero
sin sustento ninguno, a la par de la exigencia de que no mencionara el
nombre de Alfredo Peña.

Incluso, mi jefe en aquel entonces, Bujanda, que de la farándula paso a
política, me llegó a sugerir que en mis notas no hiciera mención a Peña.

Diosss, yo soy un periodista serio. Por algo hoy los políticos de oposición
me respetan, aun habiendo trabajado en la Fiscalía, habiendo roto el cerco
mediático al convocar a los medios engañados el 12 de abril para que el
Fiscal denunciara el Golpe de Estado. Sí fue una mentira, pero estábamos en
guerra y allí todo se vale.

Tampoco exigí ser reincorporado, ni nada por el estilo, porque donde no te
quieren no te quieren y ya. Uno debe tener un poquito de dignidad en la
vida.

Ves Katiuska? así son estas empresas. que se joda el periodista, pero los
que tienen el poder se lavan las manos. No quiero mencionar casos, siempre
se hieren susceptibilidades.

En resumen, mi artículo no es para buscar una reivindicación tardía, son
sólo reflexiones"

Les dejo el correo del compañero periodista para cualquier comentario adicional.

aleduarte@cantv.net

Douglas dijo...

No sé, Katiuska, pero alegar que ante el despido injustificado de un periodista ahí están los tribunales, es lo mismo decir que ante el término de la concesión a RCTV ahí están los tribunales para decidir las oposiciones que los directivos a bien tengan introducir.

Y la verdad, con el caso de RCTV mi libertad de expresión no se ve un ápice afectada (cuidado si todo lo contrario). Porque ni que yo me creyera el cuento de que cada vez que pensara que necesitara hacer uso de ella, listo, espérame un momentico aquí que voy a los estudios del canal para usar un poquito de mi libertad de expresión. Yo no voy a pelear por la discresionalidad de unos empresarios de decidir a quién dejan o no hablar.

Ajá, Alexander, aquí el verdadero Douglas (Bolívar) soy yo.

¿Alguien me puede explicar cómo es eso que la libertad de expresión sólo se puede ejercer por las televisoras? Si así fuera, entonces esa libertdad le pertenece a Cisneros, a Granier y Ravell, quienes las prestan un rato a quienes les convengan.

Katiuska, ¿y no te atreves a reiterar una condena al editorial del 13 de abril?

¿Hace oposición El Nacional? ¿Influye la línea editorial de un periódico en el trabajo global, en el producto final? A El Nacional no se le nota claramente su conducta de oposición precisamente porque uno se entere de ello leyendo la editorial. Uno llega a esa conclusión leyendo las notas informativas. ¿O es que tu conoces a un reportero chavista en Globovisión o una de oposición en VTV? ¿Ves cómo se aseguran las líneas editoriales? La cosa está en que no importa mucho si se es un profesional de raza, primero es importante saber cómo piensa.

Fíjate tú el mismo caso de Alexander Duarte: rechazó hacerle la corte a Alfredo Peña. Y mira tú quién era el encargado de hacer el mandado: Héctor Bujanda, un profesional de primera línea, al igual que Alexander, probablemente el reportero de mayor potencialidad que para el momento tenía El Nacional.

En, para polemizar sobre el punto también estoy ubicado en: douglasbolivar@gmail.com

Para

Katiuska Hernández Rojas dijo...

Douglas: Todos los medios tienen sus líneas editoriales. Claro que se afecta el trabajo, si te lo diré yo, que un día me dijeron que no escribiera más que los supermercados vendían la carne cara, porque habían quitado la publicidad en el periodico. Me arreché y seguí siendo desobediente, abría una información por ejemplo con leche, pero metía la punta del tema de la carne siempre jejejeje. Y eso generó que a la semana el ministro de Alimentación y el Indecu cerraron supermercados por eso. te estoy hablando del 2005. Mis temas no son tan políticos como para tener un mayor impacto en la línea editorial, pero de que pasa, pasa. El que niegue eso, sencillamente es un falso.