martes, junio 12, 2007

¿Cuánto está dispuesto a dejar por el socialismo?


Estos días de manifestaciones, protestas y debates que se dan y no se dan, el presidente Chávez ha dejado de lado la teoría del "golpe suave", para ordenar a sus seguidores que se desprendan de cuanto tienen o no necesitan, para vivir un verdadero socialismo. Ha criticado fuertemente el consumismo de la población. Y eso que no ha ido a Beco en plena rebaja o GOS.

Ya me imagino lo que dirá una chavista que conozco, que anda como loca buscando un crédito en el Banco del Tesoro para comprarse un carro último modelo, una computadora portátil pero importada por favor y hasta hacerse una liposucción en el abdomen para quedar buenota a sus 50 y dele.

¿Me pregunto si el superintendente del Seniat, José Gregorio Vielma Mora, donará sus corbatas de Carolina Herrera o los lentes Mont Blanc y si el ministro de Energía y Minas, Rafael Ramírez, dejará sus trajes elegantes para vestirse con ropa pirata del Mercado de la Hormiga ubicado en el sector El Cementerio?

El consumismo de los venezolanos no tiene color político, ni ideología ni nada, simplemente somos una sociedad de consumo salvaje. A penas llega un dinero extra y todos sin distinto de clase social corren a comprar. O se le olvida al Gobierno que el poder adquisitivo de la población de los estratos D y E ha subido gracias a la recuperación económica, y en ese logro se ha regodeado más de un ministro y hasta el propio mandatario nacional. ¿Pero quién entiende, a ahora los manda a desprenderse de lo que poco tienen, cuando antes se le llenaba la boca diciendo que los pobres tienen más dinero que antes?

En fin, personalmente no creo que esos que tienen más, se desprendan de sus posesiones para honrar el socialismo del siglo XXI. Sí como no.

Las neveras de los pobres se rebozan de cervezas, además de algunos alimentos básicos que compran en Mercal cuando hay, o cuando se presenta una venta móvil cerca del vecindario. Pero hay algo curioso, esa recuperación del poder de compra ha hecho que la población que antes compraba en Mercal, se escape a los hipermercados y supermercados de lujo para comprar. Los supermercados han aumentado en 35% las visitas de los compradores en los últimos meses, según la Asociación Nacional de Supermercados.

Las familias que viven en zonas populares de Caracas tienen varias características en común: tienen más ingresos y todas pero todas, poseen tremendo equipo de sonido con varios vatios de potencia para retumbar al rancho de al lado con el último vallenato, regetón o bachata de moda y eso sí no faltan las motos compradas de contado a 2,5 millones de bolívares en adelante y los televisores pantalla planas fabricadas en el imperialismo salvaje de Japón.

¿Dejará el venezolano chavista de ser consumista como lo es cualquier ciudadano de a pie, para convertirse en un seguidor del socialismo puro como lo practicaban los discípulos en el inicio del cristianismo?

Amanecerá y veremos. En la vida no todo son los bienes materiales, pero lamentablemente hacen falta para poder "vivir". De una u otra manera estamos condenados al consumismo aunque queramos resistirnos a esta sociedad salvaje y capitalista que puedo llegar a detestar cuando no me da la gana de vestirme a la moda y la gente esta pendiente de lo que uno carga pueso. POR DIOS. OJO Este tema mejor lo desarrollo en http://divinamenterellena.blogspot.com, porque quisiera saber qué piensan mis colegas que andan vestidas a la moda, de esta nueva idea presidencial.

4 comentarios:

enigmas exPRESS / Gandica dijo...

Pareciera que estamos en una competencia de ficciones.
O irrealidades por todos lados.

Ayer estaba en una arepera. Se me acabó la guasacaca. Y fui a la mesa de al lado, pedí permiso y le quité un poco a unos niñitos que estaban con sus padres.

Los niños agarraron los envases y los arrimaron hacia ellos. Como si fuera una propiedad exclusiva. El mensaje era claro: no querían compartir la guasacaca que NO era de ellos.
Lo que me hizo pensar acerca de la compartición de bienes....Y del egoísmo humano que nos enseñan desde pequeños.

Gran saludo.

Alexis dijo...

o sea que aparte de la escases que hay de casi todo, de que el se va quedando con todo, poniendo a familiares de alto cargo con tremendo sueldo, se pone a hablar pendejadas, es que me perdone el pueblo,pero no hay peor ciego que el que no quiere ver.

John Manuel Silva dijo...

Una vez alguien me dijo un chiste, o más bien, una metáfora:

Es la historia de un político que tiene un amigo que es recogelatas, vive en las calles y lo que le pagan por las latas no le alcanza ni para comer.

El político decide lanzarse a la Presidencia y, en medio de la campaña, se encuentra con su amigo recogelatas que lo saluda con deprecio.

-¿Qué te pasa?, ¿por qué me saludas así?, ¿qué te he hecho? -le pregunta el político.

-Bueno -, responde el recogelatas-. Es que te has lanzado a la presidencia y he decidido que no voy a votar por tí.

-¿Y eso por qué?

-Porque tú eres capitalista, y los capitalistas son consumistas y le quitan a uno todo lo que uno tiene.

¿Entendiste?

Té la mà Maria dijo...

si puedes pasa, gracias