miércoles, julio 21, 2010

La Soberanía alimentaria entra por los puertos


Las importaciones de alimentos han crecido 240,26% en 12 años.


Fedeagro señala que más de 70% de los productos del campo que se consumen en Venezuela son importados.

KATIUSKA HERNANDEZ
EL NACIONAL


El año pasado, el país gastó 427,90 millones de dólares en importaciones de carne de res, arroz, azúcar, aceite, maíz, trigo y caraotas desde EE UU.



La revolución bolivariana ha basado la seguridad alimentaria en las importaciones y no en fortalecer la producción nacional. El ejemplo más notorio son las 130.000 toneladas de comida dañada, que fueron adquiridas en el exterior por Bariven, filial de Petróleos de Venezuela, para ser comercializadas por la red oficial Pdval. Los cálculos de Fedeagro revelan que más de 70% de los productos agrícolas y pecuarios que se consumen en Venezuela son producidos en otros países. En otras palabras, la economía de puerto constituye el soporte de la reserva estratégica alimentaria. De 1,7 millardos de dólares que se compraban en el exterior en rubros agrícolas y pecuarios en 1998, el país pasó a importar 5,99 millardos de dólares al cierre de 2009, un incremento de 240,26% en 12 años.El récord en importaciones se registró en 2008, cuando se gastaron 7,47 millardos de dólares en la compra de rubros básicos como carne de res, arroz, azúcar, aceite, maíz, trigo y caraotas, entre otros. En el informe de Fedeagro se señala que el año pasado las compras no fueron mayores porque bajaron los precios internacionales de algunas materias primas agrícolas, lo que incentivó el aumento en volumen de toneladas. Advierten que en términos per cápita en 1998 se compraban en el exterior un promedio de 76 dólares por persona al año, en 2009 esta cifra subió a 258 dólares por persona. En la década de los noventa, las adquisiciones foráneas de rubros agrícolas representaban 10% de las importaciones totales, y entre 2008 y 2009 esa participación repuntó a 16%. Fedeagro destaca que a partir de 2003 se incrementaron las importaciones en volúmenes de rubros pecuarios como ganado bovino, carne de pollo, carne de res en canal y leche. Este aumento está relacionado con la política de intervención de fincas ganaderas que pasaron de manos privadas al Gobierno. Compras a los imperiosContrario al discurso socialista, la balanza de importaciones de Venezuela por país de origen registra que la mayoría de los cereales que se compran en el exterior, como trigo y maíz amarillo (para la fabricación de alimentos para animales), proviene de Estados Unidos. El año pasado, Venezuela gastó 427,90 millones de dólares en importaciones de estos rubros desde esa nación. Incluso Pdval, comercializadora de alimentos del Gobierno, importó en 2008, arroz y aceite de empresas estadounidenses como la corporación Cal Western Packaging Co., que tiene su sede en Houston, Texas, y Gulf Pacific, una de las mayores firmas arroceras con plantas de producción en Arkansas y Texas. Brasil, país aliado políticamente, también se lleva una alta facturación de las importaciones venezolanas de alimentos. El informe de Fedeagro señala que en 2009 las compras de animales vivos totalizaron 459,13 millones de dólares, de los cuales 444,21 millones se pagaron a productores de Brasil, mientras que a Colombia, pese al conflicto binacional, se compraron 14,9 millones de dólares. En carne en canal y otros, las importaciones alcanzaron 924,94 millones de dólares, y Brasil y Colombia son los principales vendedores. Las compras de lácteos sumaron 280,24 millones de dólares el año pasado, la factura pagada a Brasil fue la más alta con 124,03 millones de dólares, seguido de Uruguay, con 76,37 millones de dólares; Argentina, con 44,91 millones de dólares; Colombia, con 30,59 millones, y Estados Unidos, con 3,8 millones. Sin contar que la mayoría de los lácteos que se traen, principalmente en polvo, proviene de Nueva Zelanda, porque no existen plantas pulverizadoras en el país. Las importaciones de azúcar también vienen en su mayoría de Brasil, nación a la que Venezuela pagó el año pasado 126 millones de dólares. Fedeagro señala que las compras externas de carnes, leche, cereales, semillas oleaginosas, grasas y aceites, azúcar, base de cereales y preparaciones alimenticias sólo a países del continente, suman 3,05 millardos de dólares. El total pagado a Brasil es de 1,02 millardos de dólares, a Colombia 847 millones de dólares y a Estados Unidos 718,09 millones de dólares. Cifras del Instituto Nacional de Estadística reflejan que pese al conflicto político que existe con Colombia y con Estados Unidos, ambos lideraron la lista de los principales proveedores de alimentos y materia prima agrícola a Venezuela entre 2008 y 2009 en valor de importaciones. En detalle, las compras de alimentos y rubros agrícolas a Colombia pasaron de 146,3 millones de dólares al cierre de 1998 a 1,32 millardos de dólares en 2008. Este comercio tuvo una ligera caída el año pasado, pero siguió significando 60% de las compras que hace Venezuela a la Comunidad Andina de Naciones, con más de 906 millones de dólares facturados. Con Estados Unidos el negocio es mayor. Venezuela compraba en 1998, un promedio de 428,15 millones de dólares en alimentos y materia prima a proveedores estadounidenses, esta cifra subió a 1,4 millardos de dólares en 2008 y cerró el año en 1,03 millardos. La reducción se debe a que algunos rubros como trigo, maíz y grasas reportaron una reducción en los precios internacionales. Por bloques económicos, del total de las importaciones agroalimentarias de 2009 que sumaron 5,93 millardos de dólares, 25,51% se efectuó a países de la Comunidad Andina de Naciones, y en este caso, Colombia se posicionó como el principal proveedor. Las compras a Mercosur representaron 26,82% de las importaciones, con Brasil a la cabeza, seguido de Argentina; 22,46% provino de América del Norte, principalmente de Estados Unidos, y 25,22% de otros países del mundo. Sólo missesCon el Mundial de Fútbol un comercial de Brasil se mofaba de que Venezuela tenía entre sus galardones internacionales sólo reinas de belleza. En materia de exportaciones agroalimentarias, lamentablemente tampoco el país tiene mucho que exhibir. El reporte de Fedeagro indica que las adquisiciones de rubros alimenticios y agrícolas se han reducido a una tasa interanual de 15%. De un país que llegó a vender al exterior 689,11 millones de dólares en 1998, ahora escasamente se logran facturar 90,08 millones. La estructura del valor de las exportaciones agroalimentarias cambió en 11 años, señalan los productores. En este período ­enfatizó Fedeagro- se incrementó la participación de las ventas externas de bebidas alcohólicas, pescados y crustáceos y preparados a base de cereales, mientras que las de arroz que representaban en 1998, 11% de las ventas, desaparecieron. Producción estancadaLos agricultores reconocen que en 2009 la fuerte sequía arruino los planes de cosecha de varios rubros clave como maíz y arroz. Sin embargo, aclaran que la reducción en la producción no sólo obedece a factores climáticos, sino también a la falta de inversión en el campo, intervenciones de fincas y precios bajos. "La política agrícola no está orientada a fortalecer el crecimiento sectorial y a consolidar el desarrollo de rubros de producción interna; sino a cambiar la estructura agraria y debilitar la propiedad privada de la tierra", refiere el documento presentado por Fedeagro en su asamblea anual. En el último año, entre los ministerios de Agricultura y Alimentación se han importado más de 350.000 toneladas de maíz blanco, de arroz cerca de 200.000 toneladas, 575.000 quintales de café verde, y se calcula la compra de 800.000 toneladas de azúcar para cubrir el déficit, debido a que la producción nacional no cubre la demanda.

1 comentario:

dakar dijo...

Pues Katy que te puedo decir, el petroleo da para todo...que caga%$"@...

Saludos